Hoy vamos a hablar de la importancia que tiene el uso de accesorios desechables para todo lo relacionado con la belleza plástica. Cuando hablamos de cualquier tratamiento de belleza plástica o cirugía plástica son muchos los elementos que entran a formar parte del tratamiento, desde el cirujano o médico especializado, pasando el instrumental quirúrgico a otros elementos con menos importancia a modo visual pero que son totalmente necesarios para llevar a cabo casi todas las prácticas de belleza. Estamos hablando del material que se usa tanto en preoperatorios, operaciones y postoperatorios, así como en tratamientos menores que se hacen directamente en las clínicas.

¿De qué material estamos hablando?

Hablamos de gran cantidad de material. Si os parece vamos a ir nombrando todo el material desechable que podríamos usar para una simple operación de aumento de senos. Desde que la paciente entra en ayunas en la habitación que tiene asignada se encuentra con el papel higiénico en el baño y un estuche de pañuelos en la mesilla de noche. Colgado en la pared, al lado de la puerta nos encontramos con una botella de limpieza de manos antiséptica para que tanto las visitas que tengamos como las enfermeras y auxiliares que nos visitan, se laven las manos al entrar en la habitación.

Las sábanas suelen no ser desechables sino que se suelen llevar a la lavandería, pero también podríamos encontrar sábanas desechables. Lo mismo le pasa al camisón que nos ponen con la espalda al aire para simplificar el trabajo de los profesionales sanitarios a la hora de quitarnos la ropa. Suelen ser camisones de tela, pero ya hay muchos hospitales que nos están utilizando desechables.

Antes de la entrada a quirófano, nos cogen un vía con una jeringuilla de un sólo uso y apoyan tanto gasas como todos los útiles necesarios en una vomitera de cartón desechable ya que no filtran líquidos y es muy cómoda para transportar cosas pequeñas a modo de una bandeja. Llega el momento de rasurar la zona afectada por la operación. En nuestro caso un aumento de senos en los que no suele haber mucho vello. Aún así, se rasura con la cuchilla desechable de rasuración.

Entramos a quirófano, nos ponen un gotero con una vía desechable para mantenernos hidratados a la vez que nos suministran un sedante o calmante. El resto de instrumental quirúrgico suele ser de acero quirúrgico para evitar infecciones.

Salimos de quirófanos y volvemos a encontrarnos con todo el material que nos habíamos encontrado previo a la entrada a nuestra operación…..

¿Es un gasto excesivo en material desechable?

La respuesta es NO. Se trata de productos muy económicos que sólo sirven para un sólo uso y, auqnue suelen tener sus equivalencias con productos de múltiples usos. Se prefiere el uso de material desechable debido a la higiene de estos y a su economía y tiempo ya que no tienen que perder tiempo ni recursos en tener que limpiarlo de nuevo. Son muchas las empresas que se dedican a este tipo de productos como Marycel que encontraremos en la red.