La rinoplastia no siempre es la opción principal a la que podemos aspirar para lucir una nariz perfecta, ya sea por que las imperfecciones de nuestra nariz son menores, no queremos afrontar el riesgo de que la operación de nariz no cumpla con los resultados esperados o por que simplemente no podemos afrontar el precio de una rinoplastia.

La nariz perfecta

como tener la nariz bonita

Pero aún podemos utilizar algunos trucos de belleza para lucir una nariz perfecta. Te contamos los mejores tips de maquillaje para lograr armonía entre tu rostro y nariz, logrando el efecto de una piel fresca, joven y natural.

Trucos de maquillaje para la nariz:

Nariz levantada

En el caso de que busquemos un efecto para lograr una nariz mas levantada mediante la aplicación de maquillaje, debemos hacer lo siguiente:

utilizar un poco de corrector en un tono mas oscuro que el de tu piel, aplicándolo en la punta de la nariz y a los lados de ella. Debes tener en cuenta que el corrector tiene que estar bien esparcido por las zonas de aplicación. Para terminar y lograr el efecto de una nariz mas levantada aplicar un poco de polvo traslucido.

Nariz fina

Si tienes una nariz demasiado ancha, mediante este tip de maquillaje podrás darle un efecto mas delgado, estético y armonioso con tu rostro fácilmente:

Primero colocaremos base en uno o dos tonos mas oscuros que el de tu piel, luego difuminar muy bien la base de maquillaje por los lados de la nariz, para esto es recomendable iniciar desde la base de las cejas bajando por los lados de la nariz. Movimiento descendiente. Ten en cuenta de hacerlo sobre el puente de la nariz ya que se perdería totalmente el efecto.

Reducir el tamaño de la nariz

Otro truco muy sencillo de aplicar y que dará el efecto de que tenemos una nariz mas chica es colocar un poco de bronceador en la nariz y difuminarlo bien por toda la zona. También podemos utilizar un poco de base en un par de tonos mas oscuros, pero se logra un mejor efecto con el bronceado.

Como veras hay formas para lograr una nariz perfecta sin tener que recurrir a un tratamiento invasivo y definitivo como una rinoplastia.