La forma de los ojos es algo que aunque parezca ‘’raro’’ dice mucho de una persona, ya que los ojos más comunes en la actualidad son el Normal y el Emetrópico. Muchas veces algunos tipos de ojos contribuyen a tener miopía y otras enfermedades oculares. A continuación vamos a explicar brevemente acerca de cada tipo de ojo.

Emetropía:

Es referente a los ojos que tienen un cristalino y una cornea que enfocan la luz directamente a la retina. Podemos encontrar que la forma de la curva en la cornea está bien colocada como el cristalino siguiendo su forma normalmente. Este tipo de ojo es aplanado adelante, atrás y su forma es casi esférica. Cada ojo humano mide entre 24 a 26 milímetros de diámetro aproximadamente.

Astigmático:

La forma y el largo de estos ojos son normales, pero lo anormal es la curvatura de la cornea o el cristalino. La estructura de este tipo de ojo humano es cilíndrico, según especialistas esta curvatura anormal en la cornea o el cristalino puede provocar que las personas vean borroso.

Globo ocultar encogido:

Los ojos que tienden este tipo de globo ocultar pueden padecer hipermetropía en su desarrollo, ya que sus globos ocultares son más pequeños de lo normal y la curvatura de la cornea es mucho menor a lo aconsejado en una persona con ojos normales. El efecto al enfoque de la luz en retina hace que estas personas vean objetos a lo lejos.

Globo ocular alargado:

La miopía es causada por personas con esta clase de ojos, ya que su globo ocultar es más largo de lo normal y/o la curvatura de su cornea es más extensa. Ya que los rayos del sol caen en la retina y esta logra que puedan ver objetos en cercanía pero la lejanía ya es un problema frecuente. La miopía es un problema que empieza desde chicos y se estabiliza a medida pasamos el segundo ciclo de vida.