Desde que tenemos conocimiento de la historia del ser humano, hemos aplicado técnicas sobre nuestro cuerpo para su mantenimiento correcto, es lo que podríamos llamar la Medicina Estética antigua. En la actualidad, la medicina estética son tratamientos de belleza con instrumentación y aparatos muy especializados que requiere de una gran inversión inicial en Investigación y Desarrollo (I+D)  y en la compra de los instrumentos necesarios que son muy caros. Así mismo, los cirujanos plásticos que se dedican a la cirugía estética están muy especializados en la materia.

Son muchas las personas las que sin tener una patología previa deciden pasar por el quirófano para mejorar alguna parte de su cuerpo. Dependiendo de la edad del paciente, se puede tratar de medicina estética de rejuvenecimiento o preventiva.

Se le llama medicina preventiva porque, aunque las mejoras de la imagen no curan enfermedades, sí que afectan positivamente en la salud mental y general del paciente. La mayoría de operaciones de estética que se realizan se hacen a través de clínicas privadas ya que es sistema público de salud sólo cubre casos muy concretos.

La importancia de una buena elección

Es de vital importancia la elección de un buen centro para la realización de este tipo de operaciones. Hay cierto temor con las clínicas pequeñas porque hace un tiempo proliferaron los “falsos médicos piratas” que, atraídos por unos grandes ingresos se atrevían con todo tipo de operaciones. Es por esto que las grandes clínicas de cirugía con franquicias y con una gran inversión en publicidad realizan un mayor número de operaciones.

Y dejamos una pequeña reflexión…¿si fueras el mejor médico especializado en Cirugía Plástica Reparadora y Estética trabajarías para otros? O montarías tu propia clínica rodeado del personal que creas mejor cualificado para ayudarte. Yo al menos montaría mi clínica, como hizo en su día la Dra. Ana Moreno que montó su propia clínica en Granada, si quieres saber más visita esta web. Un centro especializado y cualificado no dará lugar a que dudes de sus titulaciones. No te la juegues con sitios de dudosa reputación por ahorrarte unos cuantos euros.

¿Son peligrosas las operaciones de medicina estética?

Toda operación conlleva un pequeño riesgo para la salud, pero con la tecnología de hoy en día estos riesgos son casi ínfimos. Si te estás pensando el hacerte o no una operación de belleza, que no sea el miedo de que algo pueda ocurrir lo que te eche atrás. Las estadísticas no mienten.