La stevia Dulce es un producto elaborado con hojas de Stevia Rebaudiana Bertoni, una hierba que posee un edulcorante no calórico trescientas veces más dulce que el azúcar de caña.

Esta planta, además de tener un sabor dulce muy agradable, carece de efectos indeseables (como muchos edulcorantes químicos) y es apta para ser consumida por personas diabéticas.

La Stevia Rebaudiana Bertoni es oriunda de Amambay (Paraguay) y actualmente se cultiva en forma intensiva en el norte de Argentina, Paraguay y sur de Brasil.

Historia

La Stevia era conocida por los indios guaraníes paraguayos con el nombre de Kaá-hée,
Existen citas de los jesuitas de las misiones donde describen a los nativos “consumiendo una infusión amarga a la que eventualmente le agregaban una hierba dulce.”

La infusión amarga es el mate y la hierba dulce, la Stevia. Pero recién en 1899 fue descripta y clasificada por el botánico suizo M. S. Bertoni (1857- 1929), momento a partir del cual recibió el nombre científico de Stevia Rebaudiana Bertoni.

Sin embargo, los colonizadores españoles no la incorporaron en sus bebidas y alimentos ya que preferían utilizar miel como edulcorante. Por este motivo, a diferencia de lo sucedido con la yerba mate, la hierba dulce no fue comercializada por ellos.

Hasta 1970, la hierba o yerba dulce era producida en Argentina y Paraguay en pequeñas parcelas para consumo doméstico. Pero ese año alguno japoneses llevaron una muestra de Stevia a su país y cuando comprobaron los beneficios de esta planta y la ausencia de efectos desfavorables, Japón prohibió la producción y consumo de ciclamatos por sus efectos cancerígenos, comenzando a importar plantines de Stevia para iniciar cultivos. En la actualidad Japón se dedica exclusivamente a su refinamiento, teniendo en marcha 50 fábricas pequeñas para el consumo interno.

Características

La Stevia rebaudiana es una planta que pertenece a una especie alógama (de fecundación cruzada), una propiedad muy importante desde el punto de vista comercial ya que en la zona de origen existen otras 150 especies de Stevia que la pueden fecundar.

La hierba dulce genera una alta producción de sustancias naturales denominadas steviósidos y rebaudósidos que tienen un gran poder edulcorante, una característica que despertó el interés de los mercados de los países desarrollados, y particularmente en Japón, debido a que a diferencia de la sacarina, la hierba dulce no posee sabor metálico, no genera acidez estomacal y tampoco produce caries.

Pero sobre todo, porque el edulcorante que se extrae de ella no contiene sacarosa, no produce calorías y tiene efectos beneficiosos en la absorción de la grasa, por lo cual su aplicación en dietas para personas diabéticas y obesas resulta ideal.

Además se ha comprobado que el consumo regular de Stevia baja el nivel de colesterol, no afecta los niveles normales de azúcar en la sangre y tiene propiedades hipoglucémicas.

Según el ingeniero agrónomo Daniel Rodríguez Palacios, se la puede utilizar para tratamientos de la piel tales como quemaduras, heridas cutáneas, acné, seborrea, eczemas, dermatitis, etcétera.

Está en estudio la posible acción tónica digestiva así como también las propiedades benéficas que reportaría sobre el sistema cardiovascular, ya que tiene efecto vasodilatador y cardiotónico. A este respecto, es recomendada para personas con presión alta ya que la disminuye. Sin embargo no afecta a las personas con presión normal o baja.

Además es adecuada para bajar el nivel de acidez de la sangre y la orina y para problemas de acidez estomacal. Posee efectos antioxidantes comparables al té verde.

El poder edulcorante de la Stevia es 300 veces superior que el del azúcar común y tiene la enorme ventaja de ser un producto 100 % natural y carente de efectos secundarios, a diferencia de la mayoría de los edulcorantes que son de origen químico y muchos de los cuales tienen efectos desfavorables.

Por este motivo, la Stevia ha sido incorporada al listado del Código Alimentario Argentino y recientemente ha sido aceptada y permitida como complemento dietario por la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos, quedando posicionada como sustituto de productos a base de ciclamato y como excelente competidor del aspartamo.

La Stevia rebaudiana es una planta que pertenece a una especie alógama (de fecundación cruzada), una propiedad muy importante desde el punto de vista comercial ya que en la zona de origen existen otras 150 especies de Stevia que la pueden fecundar.

Propiedades Químicas

La concentración de steviósidos y rebaudiósidos en la hoja seca es de 6% a 10%, habiéndose registrado ocasionalmente valores extremos de 14%.
Diversos análisis de laboratorio han demostrado que la Stevia es extraordinariamente rica en: hierro, manganeso y cobalto.
No contiene cafeína.
Peso molecular = 804
Fórmula: C 38 H 60 O 18

Los cristales en estado de pureza funden a 238° C.
Se mantiene su sabor estable a altas y bajas temperaturas.
No fermenta.
Es soluble en agua, alcohol etílico y metílico.

Informe Nutricional

Calorías: 0
Grasas saturadas: 0
Azúcares: 0
Colesterol: 0
Total de carbohidratos: 0

Las propiedades edulcorantes de la hierba dulce son ideales para satisfacer las necesidades de consumidores que deben controlar la ingesta de azúcares por padecer problemas de salud vinculados a desórdenes metabólicos como la diabetes. También para aquellas personas con dificultades para ingerir azúcar en exceso, ya sea por intolerancia o problemas vinculados a la obesidad.

Stevia puede usarse en infusión y beberse como cualquier té o bien utilizar el preparado para endulzar otras bebidas o alimentos.

El extracto obtenido de la Stevia es usado como edulcorante de mesa y como aditivo para endulzar diversos tipos de preparados tales como bebidas, gaseosas, confituras, repostería, salsas, pickles, productos medicinales, de higiene bucal, gomas de mascar y golosinas.